4 alternativas para fortalecer tu sistema inmune y librarte de enfermedades

0
177
Imagen de pixabay.com

El estrés con el que vivimos la vida hoy es mucho más notorio que en tiempos pasados. Todos vivimos para trabajar y al parecer, se nos olvidan cosas tan básicas e importantes como lo son el descanso y la recreación.

Llevar este ritmo vertiginoso y cargado de estrés constante resulta contraproducente a largo plazo, y es nuestra salud la que termina por resentirse a fin de cuentas. Y si no hacemos los correctivos necesarios para disminuir el rimo y su consabida carga de estrés, las consecuencias sobre la salud pueden hacerse permanentes.

En este sentido, la actitud es el primer elemento para romper el ciclo. Entendemos que la carrera y producir dinero es fundamental para la mayoría de las personas: Alcanzar cierto estándar de vida es lo que nos mantiene constantemente estresados. Vivir bajo este patrón nos resta en salud porque no nos permite un tiempo para distendernos, soltar la carga y disfrutar de la vida.

Una vez que entendemos que necesitamos descansar y dar valor al tiempo del esparcimiento y saneamiento mental, es reprogramarnos en positivo para ocuparnos de nuestros cuerpos.

Soltar las cargas también incluye despojarse de hábitos alimenticios poco saludables que, muchas veces inducido por el mismo ritmo, ¿quién no ha sentido que no tiene tiempo para cocinar comidas saludables, y opta por comer lo primero que se le pasa por enfrente?

En este pequeño artículo presentamos 3 opciones para reprogramarnos en función de mejorar la salud, aprender a controlar el estrés y a fortalecer tu sistema inmunológico de forma natural y efectiva.

1. Depura las toxinas de tu hígado

Cuando nuestro cuerpo se encuentra agobiado por la presencia del estrés diario, el hígado es uno de los órganos que se ve particularmente afectado.

Esto se debe a que los linfocitos citolíticos naturales – células hepáticas encargadas de destruir los tumores – se ven alteradas, lo que provoca que los nuestros cuadros inmunes se comprometan, y nos resten protección contra virus y enfermedades.

Entonces, consumir alimentos e infusiones que depuren las toxinas de nuestro hígado tienen doble efecto, puesto que a la vez que nos libera de sustancias nocivas para el hígado (grasa, etc.) nos ayuda a reducir los niveles de cortisol.

Recordemos algo fundamental: El hígado es uno de los órganos de filtrar toxinas del cuerpo. Y como todo filtro, hay que asearlo cada cierto tiempo para que continúe haciendo su función sin problemas.

Si el estrés te ha hecho recurrir a diversos fármacos, te enfermas con mucha frecuencia y todo lo que ingieres te hace daño, es vital que limpies tu hígado con una dieta desintoxicante. Y desde luego, dale una visita a tu médico.

Imagen de unsplash.com

2. Escucha música con propósito terapéutico

Escuchar tu música favorita tiene un poderoso efecto sobre tu psique y sobre tu ánimo. Pero si además incorporas a tu lista de reproducción música clásica o relajante, lograrás mejores resultados sobre tu estado salud global.

La música tiene un poder curativo que nos ayuda a potenciar nuestra salud. Cuando estamos en reposo los latidos de nuestro corazón alcanza valores entre de 60 a 80 latidos por minuto. Es por ello que se recomienda que la música posea un tempo acorde con estas pulsaciones.

50% Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: Lakuspide.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@lakuspide.com Para más información consulta nuestra política de privacidad.

El tempo se refiere a la velocidad con que fue grabada la música. El tempo entonces debe estar entre 60 y 80 BPM o golpes por minutos. En la música clásica se puede conseguir estos niveles como por ejemplo el repertorio de Mozart.

También hay otro tipo de composiciones que presentan estos rangos de BPM como la balada, el bolero, el vals lento. Sin embargo, esto no debería ser un filtro exclusivo. Es posible que haya música que sin conocer su tempo, logre relajarnos.

Lo importante es que logre mantenernos tranquilos y relajados. En estado de relajación se puede lograr un ritmo cardíaco lento, la presión sanguínea también baja, se mejora la concentración, la tensión muscular se extingue y en muchos casos los dolores disminuyen considerablemente.

La música con efecto terapéutico es uno de los mejores aliados para reforzar el sistema inmunológico porque produce la sensación de placer y regocijo. De esta forma, aumentamos la producción granulocitos, monocitos y linfocitos que ayudan al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades.

3. Realiza largas caminatas al aire libre

Las caminatas tienen un efecto antiestrés muy significativo. Paso a paso, nos acercamos más a la meta de mejorar nuestro estado de ánimo.

Las caminatas son terapias no farmacológicas que nos ayudan a mejorar otros estados anímicos como la depresión, la melancolía y la rabia, todo sin costo adicional. Las caminatas mejoran nuestro consumo de oxígeno.

Caminar es de gran ayuda para liberar estrés, al tiempo que permite fortalecer el sistema inmunológico y sudar los residuos tóxicos que se almacenan en nuestro organismo a causa del consumo de alimentos perjudiciales para la salud.

Imagen de unsplash.com

4. Sigue un horario

Generalmente le dedicamos tanto tiempo a las actividades profesionales que a menudo nos saltamos las comidas, y abusamos cumpliendo larguísimas jornadas que nos quita tiempo de calidad para otras actividades, o para el simple descanso, especialmente si trabajamos desde casa.

Visto que muchas veces no podemos darnos el lujo de sencillamente abandonarlo todo, debemos establecernos y seguir un horario que nos permita ser más que empleados, más que cabezas de hogar, más que individuos sujetos a las obligaciones.

El truco real detrás de todo, es no permitir que el estrés invada permanentemente nuestra vida porque esto afecta nuestro sistema inmune. Estas 4 alternativas sencillas nos brindan un primer paso para mantener el estrés bajo control, y seguramente notarás las diferencias positivas sobre tu salud.

Y tú, ¿qué otra cosa añadirías a esta lista?

Fuente: menshealth.esdiariolasamericas.comcuerpomente.comcarefirst.staywellsolutionsonline.com