5 Claves para aprender a delegar en los negocios

0
166
Foto cortesía de: www.pexels.com

Cuando un emprendedor asume sus actividades cotidianas como hábitos, llega un momento en que vive inmerso en el trabajo, no se da cuenta que su vida transcurre en un 100% envuelto en sus labores financieras y económicas.

Esto puede ser contraproducente, ya que necesita tomarse un tiempo para pensar, relajarse y vivir. Cuando pasa todo su tiempo envuelto un 100%  en el trabajo se coloca “un grillete virtual que no le permitirá disfrutar de tiempo libre, lo que le genera conflictos familiares, existenciales e incluso problemas en su misma empresa” comentan en Entrepreneur.

Algunas personas no delegan porque creen que nadie más puede hacer su tarea como ellos las llevan a cabo.

Si éste es tu caso y deseas aprender a delegar sigue los siguientes consejos:

1. Cambia tu mente. Lo primero que debes hacer es darte cuenta que no eres imprescindible, sin ti el mundo sigue girando y tu empresa también. Hay mucha gente inteligente que puede ayudarte a hacer tu trabajo y hacerlo tan bien o mejor que tú.

2. Haz listas. Elabora una lista de todas las actividades que estás realizando en tu empresa y deja una columna a un lado donde anotarás con toda sinceridad si existe la posibilidad de que alguien más las lleve a cabo.

50% Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: Lakuspide.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@lakuspide.com Para más información consulta nuestra política de privacidad.

3. Automatiza. En esa lista que harás también puedes anotar algunas actividades que pueden automatizarse. Recuerda que gracias a la tecnología existe la posibilidad de programar cientos de tareas digitales.

4. Elimina y sustituye algunas actividades. Del mismo modo, agrega a esa lista actividades innecesarias “si ya no tiene sentido realizarlas, por ejemplo cuando ya hay un sistema que puede hacer ese mismo trabajo o puede delegarse a alguien más. Otras podrán ser sustituidas o incluidas en otras actividades del mismo tipo” recalcan en Entrepreneur.

5. Elige bien a quienes tomarán tu lugar y supervisa. Elige a la persona adecuada, para ello tómate tú tiempo, hazlo con cuidado. Después delégale responsabilidades, pero supervisas a esa persona “no basta con delegar, es necesario que te asegures que las actividades delegadas se están haciendo correctamente, lo que suavizará o eliminará la inquietud que provoca el soltar esas actividades” recomiendan en Entrepreneur.

Recuerda que emprender no es sólo ser parte del negocio 24 horas al día, también necesitas formar un equipo que te permita crecer y tener un grupo profesional mucho más amplio.

Si la persona a la que le has delegado algunas tareas, comete errores, ofrécele ayuda, haz lo necesario para que la actividad se realice del mejor modo posible, incluso mucho mejor que cuando la realizas tú.

Para emprender hace falta tener tiempo libre y calidad de vida, un emprendedor estresado e infeliz no llegará muy lejos.

Fuente: entrepreneur.com