Antes de emprender considera estas 6 cosas básicas

0
264
Foto cortesía de: www.pixabay.com

Seguramente tienes en la cabeza desde hace algún tiempo hacer una importante inversión en un emprendimiento, pero algo te frena.

Cuando deseamos lograr grandes resultados en el mundo de los negocios, es importante que visualicemos todo lo que somos capaz de hacer y todo lo que podríamos poner en riesgo para alcanzar esas metas. El riesgo más grande no es al que mayor temor se le tiene –la pérdida total del dinero-, sino no contar con los conocimientos para recuperarse tras un negocio fallido.

En este artículo te presentamos seis cosas que debes tener en cuenta para emprender:

1. Aprende a reconocer las oportunidades de negocio

Hay oportunidades que solo se dan una sola vez en la vida, por eso es tan importante estar atento a todo lo que sucede a nuestro alrededor. A veces sencillamente no estamos preparados o no contamos con la perspicacia para divisar todas las opciones que tenemos en el mercado. Que eso nos suceda es un signo de preocupación, porque si algo identifica al emprendedor es su valentía y su capacidad de detectar oportunidades.

Sobre este punto lo que te podemos advertir es que hay una creencia que frena tu olfato emprendedor: muchos piensan que para hacer un negocio, éste tiene que ser realmente original o innovador en su área, y eso sencillamente es falso. Puedes ser exitoso y ganar mucho dinero haciendo lo mismo que otros. ¿Te suena mediocre? Pues no lo es, solo debes añadir valor en otro aspecto (quizás la presentación del producto, la atención posventa, etc.). Busca algo con qué diferenciarte, pero no tienes que ser 100% original en todo. Si no, nunca empezarás.

2. Define tu nicho

Es importante que establezcas tu nicho de mercado; enfócate en la necesidad de un solo grupo y conviértete en quien más lo conoce. Debes “conocer cómo piensan, qué sienten, qué hacen, qué problemas tienen y cómo puedes ayudarles” explican en DeGerencia.

Hay dos elementos a tener en cuenta para delimitar un nicho de mercado: que dicho grupo esté demandando que su necesidad sea satisfecha por algún proveedor, y que tenga la capacidad económica para hacerse de los productos y servicios que cubren esa necesidad. Pueden tener una necesidad insatisfecha, pero si no están dispuestos a pagar para cubrirla o si sus ingresos no la cubrirían aun queriendo, esto es un reto para el emprendedor porque deberá apelar a la creatividad para hacer que su producto o servicio sea asequible a través de alguna maniobra (créditos, pago por cuotas, por ejemplo).

Aun cuando el tema de la segmentación del mercado es ya una convención en el mercadeo, hay quienes creen que es mejor dirigirse a públicos más amplios. “Un nicho de mercado implica dirigirse a un porcentaje más reducido de mercado, pero no por ello habrá menos ventas o ingresos”, explica el portal Economía simple. Además, trabajar para un nicho ahorra tiempo y recursos a la empresa.

Imagen de esan.edu.pe

3. Estudia y especialízate en mercadeo y ventas

50% Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: Lakuspide.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@lakuspide.com Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Quienes deciden perfeccionar sus conocimientos en ventas, son las que menos dificultades tienen para salir adelante en su negocio. Por eso, la preparación continua tuya y de tu equipo es una de las armas para superar cada reto y conseguir clientes.

“El éxito de una empresa depende directamente de sus resultados en las ventas. Saber preparar bien un equipo y escoger el modelo de ventas ideal para tu empresa es fundamental”, afirma el portal Marketing de Contenidos.

4. Arriésgate más

Mentalízate y prepárate para asumir riesgos, en los negocios así como se pierde, también se gana. El riesgo no es lanzarse sin previsiones, todo lo contrario, debes estudiar mucho antes de tomar una decisión riesgosa, pero debes tomarla. ¿Qué no debe suceder? Que creas que siempre vas a ganar o que siempre vas a perder.

“Entre más riesgosa sea la inversión, como lo es el caso de las acciones en la bolsa, más largo es el plazo para recibir las ganancias; mientras que si es una inversión que implica menor riesgo se podría pensar en un horizonte de corto y mediano plazo” explica la página Finanzas Personales.

Imagen de freepik.es

5. Establece tus objetivos empresariales

¿Para qué queremos emprender? ¿Hacia dónde queremos llevar la organización? Establecer los objetivos de tu emprendimiento te ayudará a desarrollar una planificación estratégica y los mecanismos de control. La planificación incluye no solo aspectos organizativos, logísticos y de personal, también debes establecer metas financieras al corto, mediano y largo plazo.

6. Piensa en el plan de inversión

¿Cuánto va a costar el proyecto? Uno a uno debes calcular todos los gastos que vas a tener, esto vas desde los activos materiales, hasta los sistemas que vas a usar, los gastos de nómina y recursos humanos. Es importante “saber cuánto nos va a costar desarrollar el proyecto, para poder ver si necesitamos ayudas para la financiación del proyecto, o si podemos con nuestros propios recursos empezar el emprendimiento” explican en el blog Mi Carrera laboral.

Son muchos los aspectos que debes atender al iniciar un negocio, te lo advertimos no para que desistas de la idea, sino más bien para que estés preparado y puedas tener una experiencia exitosa.

Fuente: degerencia.comeconomiasimple.netfinanzaspersonales.com