Cómo la ira afecta tu relación de pareja y qué debes hacer para evitarlo

0
186
Imagen de freepik.es

Sin lugar a duda, el enojo es una de las emociones más frecuentes en nuestras vidas. Esta emoción se activa cada vez que estamos frente a algo que nos parece injusto e incómodo, y que consideramos no debemos aceptar porque simplemente lo que está ocurriendo no está bien. Por ello, queda claro que sentir rabia de vez en cuando por algo que no nos gusta, no tiene nada de malo. El problema está cuando el enfado se convierte en una constante en nuestras vidas, convirtiendo nuestro día a día en un verdadero problema y haciendo que otras personas no sienta ganas de compartir su día a día con nosotros.

Estar frente a una persona, que constantemente está enfadada puede ser un verdadero problema, porque hay que enfrentarse a un ambiente donde la agresividad y el descontrol son las constantes. Pero, cuando esto ocurre en el entorno de la pareja todo se vuelve más difícil, y es entonces cuando se deben tomar las diferentes herramientas que existen para aprender a manejar el comportamiento que tenemos durante los momentos de ira.

Aquí comparto contigo algunos pasos para evitar pagar toda tu ira con tu pareja. Recuerda que las relaciones de respeto se basan principalmente en el respeto. Una forma de evitar perder el control es la siguiente:

-Reconoce en ti mismo las señales que indican que estás a punto de estallar.

-Reconocer el problema, es fundamental para mejorar. Asimismo, date cuenta de cuales son esas situaciones que generan la ira desmedida, por ejemplo cuando te toca esperar largo rato o al hablar de religión.

50% Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: Lakuspide.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@lakuspide.com Para más información consulta nuestra política de privacidad.

La finalidad de esto es reconocer aquellas situaciones que te generan malestar y mantenerlas a raya. Una vez eres consciente de lo que te genera rabia, estará caminando en la dirección correcta, porque será más fácil evitar malestares futuros. La recomendación, ante la ira, es tomarte un tiempo para respirar, sal y camina un rato o siéntate a hacer algo que te guste. Si el problema fue en el trabajo, no la pagues con tu pareja. Simplemente, no tiene la culpa.

Otra forma de evitar que la rabia se apodere de ti es respirando profundo y pensando en cosas agradables. Sé que esto aunque parece fácil, suele ser muy difícil, pero realmente funciona. Igualmente, considera que la opinión de tu pareja también vale y que el hecho de que sea contraria a la tuya no significa que por ello debas molestarte. Por el contrario, es interesante que aunque tengan diferencias, sean capaces de quererse y respetarse.

Y muy importante si tienes algo que criticarle a tu pareja hazlo, pero sin caer en la descalificación y falta de respeto. Ah, y acepta lo que el otro tenga que decir.

Ya sabes pon en práctica estos consejos y controla el enojo.

Fuente: elportaldelhombre.com