Ventajas indiscutibles que sólo puedes tener si eres la amante en una relación

0
153
Foto cortesía de: www.pixabay.com

Hay mujeres que cuando menos se lo esperan conocen a un hombre comprometido, pero a pesar de tener pareja la cosa surge. Aunque muchas de ellas no piensan en interponerse entre sus parejas.

El enfoque más frívolo ante esta situación la dan las mujeres que sólo buscan buenas relaciones íntimas sin compromiso de ningún tipo. Mientras que otras, se enganchan de quien no deben casi sin poder evitarlo.

En estas relaciones ocultas el sexo juega un papel fundamental, pues se convierte en la base de la relación donde los problemas de los dos amantes desaparecen y la conexión entre ellos es total.

Sin embargo, más allá de lo correcto o incorrecto que pueda parecer la decisión de una mujer en ser la “otra” y llevar acabo el papel de “la amante”, la misma podría tener ventajas físicas y emocionales para la persona que lo acepta.

De acuerdo con estudio realizado por la American Sociological Association, los investigadores afirman que en los casos donde las esposas llevan la economía en el hogar, los hombres ven como una oportunidad tener una relación extramarital, para afianzar su masculinidad y su capacidad de ser independiente.

En ese sentido, la mujer que decide ser la vía de escape del hombre comprometido, tendrá ventajas que les beneficiará a ambos.

No hay dramas

Según la especialista Jennifer Wright, en este tipo de relación la única emoción que suele existir es la felicidad, pues nadie se queja, no existen obligación alguna ni ilusiones que “romper”.

50% Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: Lakuspide.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@lakuspide.com Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Tiene la capacidad de compartir

El saber que el afecto de su compañero es compartido le brinda libertad emocional al tiempo de evitar las dependencias. La amante no suele experimentar celos, ya que es consciente que no hay posesión alguna.

¡No caen en la rutina!

En la relación de amantes las vivencias son diferentes, cada encuentro es distinto, donde ambos pueden hablar de cómo se sienten y encontrar comprensión. Además, no hay  implicaciones relacionadas a los deberes de un hogar; no hay problemas económicos, ni con los hijos.

Tu casa y tu vida te pertenecen

El vivir sin dar explicaciones a nadie, te permite ser independiente y tener la libertad que hacer y qué decir tanto en tu hogar como en tu vida. La decoración depende de ti y de tu gusto, al igual que manejas el dinero a tu manera.

Es importante estar al tanto y saber ser responsable de todo lo que puede implicar ser “la otra”. No obstante, recuerda que llevar este tipo de relación solo depende de la persona que elige serlo.

Fuente: salud180.com